logo

Participa de

terneritosSi te animas a visitarnos podrás participar de la vida diaria en un caserío.

La primavera es la época más agradecido, por la temperatura y porque hay muchas cosas que hacer y ver. Los tractores están en las fincas trabajando, sembrando la patata, tan característica de la zona.

Si te gustan los paisajes verdes, estira las piernas y ve a los prados donde pasta el ganado. Con un poco de suerte, a partir de marzo podrás vivir el nacimiento de algún ternerito y verás cómo mama de la teta de su madre.

El 24 de junio, celebraremos juntos la noche de San Juan saltando la hoguera. Es una buena época porque el pueblo se llena de niños y mayores y los días son más largos para estar en la calle y pasear.

cosechadoraEn julio cosechamos el trigo, la avena y la cebada, así que verás a Juan Carlos con la cosechadora o el tractor trabajando en la finca o haciendo bolas de paja y hierba.

Reyes te invitará a la huerta y seguro que llenas una gran cesta con tomates, lechugas, pepinos, pimientos… ¡Menuda ensalada! Otra opción es ayudarle a preparar las conservas embotadas para el invierno.

Otoño en una buena época para ir al monte y recoger avellanas, nueces, castañas y si te gusta también manzanilla. El monte es una explosión de colores que cambia a medida que el sol se va ocultando.

txukinuka

En La Casa Vieja conservamos muchas de las costumbres de nuestros antepasados. En invierno elaboraremos sabrosos chorizos y morcillas. También solemos matar algún ternero para llenar los arcones y tener carne todo el año. Y mientras tanto, si quieres, pídele al abuelo Herminio que te cuente alguna de sus historias…

Si te gustan los perros, cualquier día del año puedes  acompañar a los pequeños de la casa, Jon y Lander, que se encargan de dar la comida y jugar con Txuki y Nuka.